Clichés 

La pereza por no esforzarse hace que nuestra comunicación esté llena de clichés: A la hora de dar una reflexión bíblica, al dar un reporte en el trabajo, al momento de intercambiar opiniones.

Mi lucha mental es esta: dilo en una manera original o mejor no lo digas.

Los clichés son frases preconstruidas, repetidas hasta el cansancio que terminan por agotar el interés de nuestros interlocutores o, peor aún, frases usadas con la intención de animar que terminan desnudando la cero empatía que uno tiene con quien le escucha.

Categories:

blog, portada
A %d blogueros les gusta esto: