Hay una gran diferencia a la hora de ordenar tu casa, tu closet o tus cosas: puedes escoger quedarte con lo que realmente te sirve  o puedes pensar solamente en lo que no te sirve y botarlo o ‘regalarlo’

No son la misma cosa. Una tiene que ver con generosidad, la otra no.